Sí, como dijo
un célebre poeta chino
de la dinastía T´ang
o quizá fuera Su Tong Po,
la vida es un buey cojo,
pero puede guiar
el rebaño a casa
y a ti a tu Corazón