Qué bueno es
no tener adonde ir
y en cualquier sitio
llegar